Status:

Status:
Not myself, not anymore. El problema empieza cuando le pierdes el miedo al dolor...

jueves, 14 de diciembre de 2017

15.- h e r e c o m e s t h e s u n ! ! !

Tengo pegadísima esa canción y espero que sea algo premonitorio

¡He vuelto! qué problema de contraseñas tengo!!! y supongo que vengo a retratar otro episodio bueno de mi vida. Sí. Supongo que estoy feliz. Y sip me desespera no sentirlo así. Me cansa que tenga mejor capacidad para vivir la tristeza y cosas complicadas a las felices. Es como meh! yay hurra! ¿ya? neeeext! Totalmente inconstante para los sentimientos y emociones.

Reformulando: me ha pasado algo muy bueno y esperado, ¡me he graduado! y tengo un mundo de posibilidades (? o aaaalgo así es lo que debo hacer y sentir. En este contexto he tenido la crisis de no saber qué hacer ni ser luego de terminar la etapa universitaria y ha sido extraño, como que tener el pendiente siempre de que tenía que continuar hasta acabar fue una forma de rutina que hizo manejable muchas cosas porque me daba estabilidad pensar que seguía dentro del plan universitario, ahora es cuando me debo preguntar qué sigue con mi vida. ¿Saben? me he dado cuenta de que a diferencia de muchas personas no he hecho lista de planes casi nunca y ahora siento que es esa etapa de estabilidad y de planeamiento "ya soy grande" y "tengo un futuro por delante" pero no dejo de pensar ¿qué pasa si no soy capaz de vivir mi presente con plenitud? porque me siento usualmente así, como quien vive superficialmente sin involucrarme demasiado, sin querer exponerme (y a mi corazón) demasiado a la vida. ¿Se entiende? Creo que sí me entienden y creo que es por eso que lo escribo aquí, sin poderlo decir en voz alta porque de verdad muchas personas no entenderían como luego de cumplir una meta importante y de hablar sin parar sobre mis planes a futuro en verdad sienta este vacío.
Porque sí, he empezado a planear y planear porque "quiero, quiero, quiero" más y si bien me parece saludable tener planes a futuro y que también son cosas que me interesan, lo cierto es que también lo siento como un mecanismo para no caer en el vacío interior antes descrito, es una forma de avanzar, así sea en piloto automático. Y sí, una de mis metas importantes es trabajar más en cómo me siento, llevo mucho tiempo sintiendo a medias la vida y a veces es frustrante como ahora que debería estar celebrando y sinceramente no tengo ganas, tiendo a minimizar el "logro" y siento que no hay algo en particular por lo que celebrar. Si pasa algo muy triste lo vivo en el momento y luego ya no lo siento, lo bloqueo y no lo termino de vivir tampoco.
Si me preguntan como me siento no tengo una respuesta en particular, creo que siempre es "normal" pero sin algo en específico. Y como digo, no es que detenga mi vida, no es que no haya presionado el acelerador para lograr graduarme, no es que me pase el día echada en mi cama triste, de hecho puedo vivir muchas cosas con intensidad como las emociones del momento, río a carcajadas casi todos los días, no es que sea incapaz de hacer la mayoría de cosas cotidianas... es sólo ese sentimiento dentro de mi, esa pequeña voz que suena triste, vacía, que se cuestiona el sentido de las cosas.
La psicóloga (a la que visito cada 2 veces al año masomenos) dice que debo conectarme con mi niña interna, aunque suene medio disparatado desde mi perspectiva, porque dice que muchas de mis reacciones son por eso. Como que preguntarme por qué hago tal y cuál cosa y debo decir que me ha dado teorías muy interesantes sobre mi comportamiento en base a situaciones específicas en mi vida. También que debo preguntarme a mí misma cómo me siento y que quiero... ahí es un problema, porque como le dije cada vez que vuelvo a ver cómo me siento encuentro como tristeza.
Peeeeero intentaré trabajar más y mejor en mi misma, vivir y disfrutar un poco más. Y les deseo lo mismo.

Las leo espero no olvidar mi contraseña, de nueeevo <3

Les dejo esta canción *!*

domingo, 22 de octubre de 2017

14.

No sé bien qué escribir.
Escribir me ayuda y destruye.
Siempre la dramática.
Me siento rota y sonrío con tanto entusiasmo para disimular, para que nadie lo note. Confundo hasta a las personas que saben algo de la verdad. Sólo sé sonreír hasta llorar.

Este último tiempo he reflexionado mucho acerca de por qué tiendo a ayudar a las personas que no me lo piden. Es decir, yo de "buenísima gente" intervengo en la vida de las demás personas y no recibo necesariamente respuestas positivas, eso me ha llevado a pensar que quizá lo hago por mi misma, no por ayudar realmente. A pesar de ser consciente de eso en este momento desearía poder ayudar a cierta persona a lograr algo que desea. El problema es que: 1. cierta persona no ha pedido mi ayuda; 2. cierta persona está tan distante; 3. cierta persona las 2 últimas veces que nos hemos visto se ha portado tan distante conmigo que duele; 4. cierta persona no me habla; 5. cierta persona me evadió escudándose en un amigo y en chistes sin sentido.
Así que sí, parece que cierta persona me gusta y (sorpresa, sorpresa) parece que yo no le gusto. Y eso me trae hecha un lío. ¿Cómo es posible? (no el que yo no le guste, porque imaginarán que para mi es bastante entendible) ¿cómo es posible que me deje influenciar tanto por estas emociones? ¿cómo es posible que sufra así? ¿cómo es posible que me estanque en estos dramitas? ¡vamos! que ya no tengo 12 años, que soy adulta y que ya he pasado una situación similar y puedo ver hacia donde va esto. Que no puedo remediar lo que ocurrió en historias pasadas en situaciones presentes.
Me fastidia mi intensidad (como digo repetidamente) y me duele en el ego. Y me jode que me importe así. ¿Por qué no simplemente evadirlo como siempre hago? ¡vamos!

Y de nuevo me concentro en dramitas así y no en los reales. No en los vacíos que me ahogan. No en las ausencias que me duelen. No esn mis rayos de luna solitaria.



PS:


<3

viernes, 22 de septiembre de 2017

13. Dualidad

La de siempre.
La que me hace sentir sola en medio de la gente.
La que me hace querer gritar y me ahogo.


Es irónico que me vaya tan bien en un aspecto de mi vida y en el otro sólo quiera llorar.
Que se construya (o siga construyendo, dirán algunas personas) un futuro profesional de éxito, mientras mi vida personal está desequilibrada.

Y en estos momentos quisiera tener a alguien con quien poder llorar. A quien contarle y que se interese en oírme y saber qué me ocurre, qué me duele y por qué me duele así. No puedo hacerlo en mi (convulsionada) familia. Y aunque no quiero pensar en este desenlace porque me duele y me ahoga, de verdad quisiera tener alguien con quien poderlo hablar. O al menos elegir bien a esa persona, ya que al parecer sólo sé elegir personas emocionalmente distantes, que están pero no se quedan, o quizá no sé hacerlas quedar. Ni quererme. Porque yo misma no me quedo, no estoy y me cuesta quererme.

Meahogo

sábado, 5 de agosto de 2017

12

Desaparecí, de nuevo.
Otra vez sufrí porque no recordaba mi contraseña...
Les cuento:
He estado teniendo semanas bien jodidas emocionalmente hablando, me he sentido atacada por diferentes frentes, gente en la que confiaba y decía con los ojos cerrados que eran mis amig@s me dieron por donde más me duele y me sentí vulnerable. Me he aferrado tanto a los pocos afectos que tengo que cuando parece que uno no es tan confiable se desmorona todo ¿cómo que no eres mi persona de confianza? ¿cómo así que no me quieres como yo a ti? ¿CÓMO? y fueron varias personas consecutivas y yo ya estaba al borde del caos.
Paralelamente, para ser más concreta, en mi vida paralela de orden y profesionalismo me embarqué en más proyectos de los saludablemente recomendados como quien se distrae y evita afrontar el dolor. La historia de mi vida (paralela)
A veces por esas cosas de la vida termino fallando en todo lo que tengo en manos y se siente peor porque es un número grande de obligaciones, compromisos asumidos.
En verdad él que soy super recurrente con el tema pero es que de verdad tengo falta de criterio en todo lo emocional y sentimental. Por ejemplo: me gusta una persona con la que me llevo bien y me obsesiono, me enredo, enredo, no puedo ni hablarle, así que quedo rara y pierdo la chance que se había generado porque nos llevábamos bien porque ahora actúo raro y un lío. Pasa un tiempo así hasta que me doy cuenta de que no le gusto a la persona (para esto ya lo venía pensando desde el día 1 porque ¿quién se va a fijar en mi? ¡mira esta cara, este cuerpo, brazos, cabello y sobretodo esta personalidad extraña y desordenada! así que cero chances, me digo a mi misma) y me siento mal, así que se refuerzan los pensamientos antes mencionados, ¡ahora tengo una evidencia de que tengo la razón! (jamás lo alejé porque empecé a actuar rara y se cortó la vibra) y eso que normalmente esas personas (por extrañas personas) parecen atraídos hacia mí porque piensan que soy "graciosa/ divertida/ inteligente/ etc de cosas buenas pero parece que después se dan cuenta de que meh! no es tan así (y me esfuerzo por demostrarlo, mostrando mis facetas)... como decía, ahora ya tengo las evidencias así que me siento pésimo. Y así es que dejo de hablar, buscar y logro restringir mis pensamientos hacia esa persona hasta el punto en que ya no recuerdo qué pasó bien ni por qué estaba sufriendo. Es un tanto perturbador pensar en eso porque digamos tengo diarios enteros donde hablaba de una persona que me gustaba y contaba cómo me sentía de mal también y todo el drama ocurrido y hace poco leí alguno y me quedaba con preguntas ¿qué pasó ese día? ¿en verdad ocurrió tal cosa? ¿qué...? y es como si leyeras una historia de otra persona y te dan ganas de conocer a la autora para preguntar detalles pero resulta que yo soy la autora, que no recuerda. Escribo para recordar definitivamente o al menos preservar las historias lo mejor posible. Digamos que incluso hay personas que me cuentan tal cosa que pasó con un ex por ejemplo y yo siempre reacciono tipo ¿así? ¿qué más pasó? ¿y él qué dijo/hizo? ¿y yo? ¡vaya!
Entonces además de mi falta de memorial emocional (y esa idea que una vez Be. el psicólogo, me explicó como que mi memoria estaba hecha por eventos emocionales y si borraba una cosa que me hizo daño borraba sin querer montones de eventos que hasta podrían ser buenos, pero no sabía distinguir y #ellaborrócassette (?))


(continuará... como promesa de pronto regreso jajajaja)

sábado, 24 de junio de 2017

11

A veces quisiera un blog personal que pudiera mostrar al público. Como un diario público. Por más que suena a sin sentido. Recuerdo la época en la que lo intenté y dejaba ir mi espíritu creativo y de escritora (????????????????) pero no funcioné, siempre era muy personal.
Quisiera volver a intentarlo, supongo que para eso me queda mi tumblr, ayer revisando, lo tengo hace como 5 años o un poco más.

¿Tienen Tumblr? ¡las puedo seguir! 
También estaba pensando que sería lindo tenerlas cerca tecnológicamente hablando ¿por qué no intercambiamos números y hacemos un grupo en Whatsapp? Si alguien quiere me lo puede pasar con el código de país.
Voy a moderar los comentarios de este post, así pueden dejar sus links o números sin peligro alguno de que los publique (salvo que expresamente me digan que está bien) 
(sé que he puesto las imágenes más extrañas de la vida en este post xD)

viernes, 23 de junio de 2017

10

A pesar de que no me guste mucho creer este tipo de teorías que circulan por allí a veces pienso en la gente que me rodea y la mayoría tiene un problema más allá de los ordinarios. O una situación que me da golpes en el pasado parece a la orden del día en mi vida.
Por ejemplo, hace un par de días nos enteramos que habían encontrado a una alumna en un baño cortándose los brazos, el tema causó un pequeño gran revuelo y conversando con una compañera me di cuenta de que es difícil todo.

Ella: quería llamar la atención
Yo: no lo creo...
Ella: sí, porque si se quería suicidar debió cortarse en forma vertical, directo a la vena, sólo busca atención.
Yo: no siempre se quieren suicidar cuando se cortan... a veces es una forma de sacar el dolor, de expresar.
-Silencio incómodo-

Y a pesar de que nunca me corté en el pasado las he leído a ustedes y creo conocer un poco más de estas historias que mi compañera, porque no siempre es cortándote, a veces vomitando, golpeándote, no comiendo, purgándote, insultándote o cualquier manera de sacar del fondo de tu alma el dolor, la miseria, la soledad, el vacío. Que no son cosas sencillas y que no basta con decir "estaba buscando llamar la atención" y finalmente ¿qué tal si fuera así? porque nadie en su casa le hace caso, porque quiere ayuda y salir del dolor pero a la vez piensa que merece ser miserable y cargar su dolor...
Creo que por eso siempre vuelvo aquí. Porque a veces me ahoga el papel diario de persona exitosa, inteligente y talentosa, porque me ahoga mi oscuridad pero nadie la debe conocer. Porque sé que entienden y me entienden y vuelvo.

Mi vida, como siempre digo, está llena de dualidad y a veces eso me frustra.

Rodeada de gente que me desprecia y yo pensaba que me estimaban y de personas que me quieren pero son incapaces de hacermelo saber.

Por momentos ya no soporto esta rutina y necesito cambios, trato de hacer cambios y nada.
Aunque parezca absurdo pruebo también cosas como: cortarme el cabello, pero siempre vuelve a crecer y sigo siendo yo, hasta compro labiales casi obsesivamente. Este último punto ahora me llama la atención después de leer la entrada en otro blog. Es como si sintiera que me transforma ¿el problema? sigo usando poco llamativos, a pesar de comprar otros bonitos (Caros) y que resaltan.
Aquí vine otro punto, me escondo. Siento que una forma externa y extrema de ocultarme es ser obesa, siento que es una protección para que debajo de tanta grasa y carne nadie sea capaz de verme y descubrirme como lo que soy: débil, sentimental, necesitada y amargada, la mismísima oscuridad de la que hablaba en el post anterior.
Me escondo también de forma obsesiva, no sólo mi físico, oculto mi propia luz, mis "talentos", sólo porque enfocarían los reflectores sobre mí y no creo estar lista. No creo estar lista para que me puedan conocer y ver.

Y es tan retorcidamente jodido porque me prometí hace casi dos años no seguir el mismo camino de soledad y autodestrucción y aquí sigo, fiel al ejemplo, como hecha en base a un mal molde, sin poderme salir de esos pasos que tan profundamente parecen haberme marcado.



Les quería escribir, necesitaba hacerlo.

<3

9

No tengo nada muy nuevo que reportar. Que quisiera ser una blogger más constante pero de nuevo no recordaba esta contraseña. Que sigo en mi fase obsesiva, que me hace daño, que me hago daño.

Estoy de intensa.


Me he encontrado leyendo los últimos 4 años de este blog y me he sorprendido, tantas veces que parecía llegar a mi la luz y luego... zaz! no sucedió. Estoy cansada de ese ciclo vicioso.

Que me la paso la vida entera esperando que algo mágico ocurra, que algo bueno me ocurra, que me saque de este vacío y nada. Ni cuando todo está bien dejo de sentirme en este vacío. Y eso me asusta.

Quisiera que fuera como en esa canción, pero he notado los patrones de mi obsesividad y sé que busco hacerme daño. Incluso en materia de "amor" el resultado esperado es salir dañada y al parecer voy derechito a ello, como costumbre, como volver a lo conocido. 
Porque ¿cómo alguien podría amarme sin conocerme?
Y he ahí el meollo del asunto.
Para que alguien me conozca realmente debe pasar las muchas capas de superficialidad que protegen lo más profundo. Llegar hasta mi mismísima oscuridad.


Así de sencillo y complicado a la vez. ¿Quién va a ser capaz de conocerme en medio de mi propia oscuridad?