Status:

Status:
Not myself, not anymore. El problema empieza cuando le pierdes el miedo al dolor...

sábado, 5 de agosto de 2017

12

Desaparecí, de nuevo.
Otra vez sufrí porque no recordaba mi contraseña...
Les cuento:
He estado teniendo semanas bien jodidas emocionalmente hablando, me he sentido atacada por diferentes frentes, gente en la que confiaba y decía con los ojos cerrados que eran mis amig@s me dieron por donde más me duele y me sentí vulnerable. Me he aferrado tanto a los pocos afectos que tengo que cuando parece que uno no es tan confiable se desmorona todo ¿cómo que no eres mi persona de confianza? ¿cómo así que no me quieres como yo a ti? ¿CÓMO? y fueron varias personas consecutivas y yo ya estaba al borde del caos.
Paralelamente, para ser más concreta, en mi vida paralela de orden y profesionalismo me embarqué en más proyectos de los saludablemente recomendados como quien se distrae y evita afrontar el dolor. La historia de mi vida (paralela)
A veces por esas cosas de la vida termino fallando en todo lo que tengo en manos y se siente peor porque es un número grande de obligaciones, compromisos asumidos.
En verdad él que soy super recurrente con el tema pero es que de verdad tengo falta de criterio en todo lo emocional y sentimental. Por ejemplo: me gusta una persona con la que me llevo bien y me obsesiono, me enredo, enredo, no puedo ni hablarle, así que quedo rara y pierdo la chance que se había generado porque nos llevábamos bien porque ahora actúo raro y un lío. Pasa un tiempo así hasta que me doy cuenta de que no le gusto a la persona (para esto ya lo venía pensando desde el día 1 porque ¿quién se va a fijar en mi? ¡mira esta cara, este cuerpo, brazos, cabello y sobretodo esta personalidad extraña y desordenada! así que cero chances, me digo a mi misma) y me siento mal, así que se refuerzan los pensamientos antes mencionados, ¡ahora tengo una evidencia de que tengo la razón! (jamás lo alejé porque empecé a actuar rara y se cortó la vibra) y eso que normalmente esas personas (por extrañas personas) parecen atraídos hacia mí porque piensan que soy "graciosa/ divertida/ inteligente/ etc de cosas buenas pero parece que después se dan cuenta de que meh! no es tan así (y me esfuerzo por demostrarlo, mostrando mis facetas)... como decía, ahora ya tengo las evidencias así que me siento pésimo. Y así es que dejo de hablar, buscar y logro restringir mis pensamientos hacia esa persona hasta el punto en que ya no recuerdo qué pasó bien ni por qué estaba sufriendo. Es un tanto perturbador pensar en eso porque digamos tengo diarios enteros donde hablaba de una persona que me gustaba y contaba cómo me sentía de mal también y todo el drama ocurrido y hace poco leí alguno y me quedaba con preguntas ¿qué pasó ese día? ¿en verdad ocurrió tal cosa? ¿qué...? y es como si leyeras una historia de otra persona y te dan ganas de conocer a la autora para preguntar detalles pero resulta que yo soy la autora, que no recuerda. Escribo para recordar definitivamente o al menos preservar las historias lo mejor posible. Digamos que incluso hay personas que me cuentan tal cosa que pasó con un ex por ejemplo y yo siempre reacciono tipo ¿así? ¿qué más pasó? ¿y él qué dijo/hizo? ¿y yo? ¡vaya!
Entonces además de mi falta de memorial emocional (y esa idea que una vez Be. el psicólogo, me explicó como que mi memoria estaba hecha por eventos emocionales y si borraba una cosa que me hizo daño borraba sin querer montones de eventos que hasta podrían ser buenos, pero no sabía distinguir y #ellaborrócassette (?))


(continuará... como promesa de pronto regreso jajajaja)

No hay comentarios: